El Canto Del Cisne

by Mike Terry & Sus Terryballs

/
  •  

1.
2.
03:33
3.
07:03
4.
5.
6.

credits

released May 21, 2015

Grabado en el Estudio La Leñera por Pablo Giral.

Daniel Vallejo - Bajo, mandolina y coros
Ángel Román - Batería y coros
Mike Terry - Guitarra y voz

Producido por Valle Rojo

tags

license

feeds

feeds for this album, this artist

about

Mike Terry Valladolid, Spain

contact / help

Contact Mike Terry

Streaming and
Download help

Redeem code

Track Name: El Gran Comediante
Cero tolerancia con la intolerancia
Cien por cien de apoyo a las ideas sinsustancias
Y es que aun no lo ves
la broma es infinita

Crees que la gente cambia, yo se que es mentira
y ni tu ni yo cambiaremos de opinión
Y es que aún no lo ves
la broma es infinita

¿Y qué sentido tiene perder la cabeza
y entender la vida de cualquier manera?
¿Y qué sentido tiene pecar de arrogancia?
Querer irte de este mundo sin reír la gracia.
Y es que sí hay un Dios, está muy por encima
de tu fe y tu religión, de esta pantomima.
Y es que sí hay un Dios, va muy por delante
de cualquier tipo de humor.
Es el gran comediante.

Omniprepotente y vacío de ilusiones,
sentado en su trono, sin pizca de humildad.
Para él es muy sencillo
que la broma es infinita

Años estudiando a los dioses de este mundo,
sus historias y sus fotos, pero él no tiene rostro.
Esa es una de las claves
de la broma es infinita

¿Y qué sentido tiene perder la cabeza
y entender la vida de cualquier manera?
¿Y qué sentido tiene pecar de arrogancia?
Querer irte de este mundo sin reír la gracia.
Y es que sí hay un Dios, está muy por encima
de tu fe y tu religión, de esta pantomima.
Y es que sí hay un Dios, va muy por delante
de cualquier tipo de humor.
Es el gran comediante.

Si intentas entenderlo te volverás majara.
No intentes esconderte, no hay manera de esquivarla.
Y es que aun no lo pillas
Pero la broma es infinita

Los reyes riendo y raja que te raja.
Y cuando todo acaba los peones a la caja.
No es que sean tablas.
Es la broma es infinita.

¿Y qué sentido tiene perder la cabeza
y entender la vida de cualquier manera?
¿Y qué sentido tiene pecar de arrogancia?
Querer irte de este mundo sin reír la gracia.
Y es que sí hay un Dios, está muy por encima
de tu fe y tu religión, de esta pantomima.
Y es que sí hay un Dios, va muy por delante
de cualquier tipo de humor.
Es el gran comediante.
Track Name: El charco
Este charco es profundo,
no se ve el fondo
y no tengo alas para volar,
así que alquila una barca
y móntate en ella
y navegaremos
por este charco,
como si fuera una charca.
Y nosotros dos sapos
buscando algún
nenúfar solitario
donde quedarnos
a vivir un rato
y tener sapitos.

Pero este charco
no es una charca,
y no somos sapos,
más bien dos ranas.
Y vaya dos ranas.
Y este charco es profundo
no se ve el fondo.
No se ve el fondo.
No se ve el fondo.
Track Name: Lady Miller
Que Dios se apiade de mi alma,
Satanás ya no puede con ella.
La guadaña quebró el reloj de arena,
valles de sombra y aguas apagadas.
Si alguna vez me veis hablando menos de la cuenta
requerís sus servicios de fulana.
Y si os preguntáis por qué, o adónde fui,
exigís su condición humana.

Pobre Lady Miller.
Y se hunde.

Yo espantaré murciélagos por ti,
conduciré hasta Las Vegas sin usar las manos.
Cráneos sin lengua, serpientes putrefactas,
lugar perfecto para amarnos.
Rodeados de tanta belleza
y amigos que por siempre nos dejaron.
La casera es compresiva,
y el alquiler barato.

Pobre Lady Miller.
Y se hunde.

La comedia finaliza
al cortar las venas del telón.
Terminamos ya el show como payasos de burdel.
Solo me queda un deber sencillo:
Rendirse y apretar suave el gatillo
de mi Smith&Wesson calibre 22.
Encararse a la muerte e invitarla a una copa,
despedirse lentamente con un beso de tornillo

Pobre Lady Miller.
Y se hunde.

No penséis que estoy loco, que he perdido la cabeza,
o que la medicación dejó de funcionar.
No me ignoréis como a un profeta
que parece esta lucido: I want to belive!
Si os avisan de tormenta no busquéis refugio,
ni miréis hacia cristo, no habrá salvación.
Corred con todas vuestra fuerzas hacia
la Rue Morge, último piso sin ascensor.

Pobre Lady Miller.
Y se hunde.
Track Name: Jesús de chocolate
No ir a la iglesia los domingos.
No ponerse de rodillas a rezar.
No saberse de memoria el evangelio.
Tener tu propio modo de actuar.

Sospecho que Jesús me ama.
Por poco, se podría decir.
Caigo de rodillas los domingos
A la entrada del Zerelda Lee's

Tiene que ser un Jesús de Chocolate
Me hace sentir tan bien.
Debe ser un Jesús de Chocolate
Lo que me mantiene en pie.

No me hables del cabello de los ángeles.
No quiero probar tu mazapán.
No encontraras nada mejor
Para este pobre chaval.

Puedes cocinarlo en los bajos fondos.
Es mejor que beber del Santo Grial.
Ver un solo Jesús de chocolate.
Me vuelve Infranatural.

Cuando el cielo se empieza a nublar pon el whisky bajo el sol.
Es mejor abrigar con papel de albal a tu salvador
Fluye como el Ron, quema como el gas.
Ponlo sobre un plato, tendrás un buen score.

Tiene que ser un Jesús de Chocolate
Me hace sentir tan bien.
Debe ser un Jesús de Chocolate
Lo que me mantiene en pie.
Track Name: Una gota de veneno
Quién pudo pensar
que una gota de veneno
en una taza de té
sería mi final.
Y ella se rió
como nunca supe hacerla reír.
Con el té y con mi cuerpo
aún caliente tendido en su salón.

Y bueno, me apeno y apilo recuerdos,
respiro y por última vez me arrepiento
de no ser salvado por no tener credo
y sin pensarlo dos veces proclamo a los cielos.
¿Quién dejó caer una gota de veneno?

Quizás fue el demonio
o algún ángel de Dios
que al verme pasar me reconoció
y se apiado de mi.
Quizás fui yo,
el que cansado de la vida
no me reconocí
y me apiadé de mi.

Y bueno, me apeno y apilo recuerdos,
respiro y por última vez me arrepiento
de no ser salvado por no tener credo
y sin pensarlo dos veces proclamo a los cielos.
¿Quién dejó caer una gota de veneno?
Track Name: El Canto Del Cisne
Una vez al año me desangro
delante de la gente que me observa
con los ojos tan abiertos como platos
y cruzo sonriendo la frontera
reinventando los pecados capitales
Gastrimargia, Fornicato y la Soberbia
sin pensar en el futuro o el pasado
sin creer en el presente ni en la ausencia
de materia viva, inerte u otra cosa
que me haga olvidarme de las letras
de los ruidos, de las sombras de la gente
y de un abrazo suave me despierte
del día a día que yo llamo pesadilla
y noche a noche voy perdiendo la esperanza
y me rindo a los placeres de la vida
esas cosas que conservan poca magia
pero me devuelven brevemente
la sonrisa.

Como esa aguja que atraviesa medio brazo
Y el taladro que gira directo al cráneo
Corona de espinas de los malos
Pisar clavos para ver si sientes algo
Y escribir en un cuaderno tus memorias
parte tinta, parte sangre, parte y sigo.
Beber para olvidar que ya no bebes
y volar junto a otros tres jinetes
esperando a que el mundo chape pronto
y no tener que pagar todo lo que debes
siete vasos , dos cigarros y parte de una botella
que te llevas incrustada en una pierna.

Si tuviera que contar todas las vidas
entre sueños, cuelgues, Londres, fantasías.
Cada vez que perdí la cabeza,
cada vez que hice a caso a un nuevo profeta
que me mira directo a los ojos
a través un cristal medio roto
y grita "ni perdón, ni hostias"
y se esfuma en una nube venenosa
de hierba, salvia, litio y tóner
y sustancias que queman el alma
como un alíen invadiendo Marte
teniendo a una Venus a su alcance
Porque a veces un pico de realidad es
más letal que un pico de caballo.
Solo quiero alguien que me quiera,
que me quiera como soy.
Solo quiero alguien que me quiera,
que me quiera como soy.
Solo quiero alguien que me quiera como soy
que me quiera... como sea.

Y es que soy un cabrón egoísta
sin bastón, sin dolor, sin excusas
por más que busco y rebusco solo veo
cicatrices sin heridas que se curan
solamente consumiendo
whisky malo, cocaína, putas y otros lujos varios.

Que te dicen de pequeño que no sirven
que lo olvides, que son caca, que son malos
y qué pasa cuando eres tu el tipo malo
y no hay princesa ni castillo ni promesas
que te hagan despertar un nuevo día
sin querer besar con lengua a una botella
y que ayuda a construir tu propia epopeya
en la que el héroe, aunque malo, eres tu
y hay princesas que cobran
por medias horas
quien quiere un castillo
cuando solo necesitas
Benzodiazepina,
cuatro vicodinas,
y un colchón en un rincón .

Y lo único que llena el alma un poco
los aplausos de una panda de borrachos
que no saben ni quién eres ni qué quieres
ni qué esperas... Espera... ¿Veis?
A eso me refiero con ser un capullo
y no tener excusa ni remedio.
¡Hostias!
He de darme algún placer de vez en cuando
porque esto no fue un jodido camino de rosas
y en cada esquina hay otra rosa y otra espina
que atraviesa el cuerpo así que
cuando - si llego a los 25 seré un colador, peor una esponja.
Porque absorbo cada cosa, cada espasmo cada pena
y no me queda otra que plasmarlo en una dulce melodía
para aliviar la carga un poco, solo un poco,
aliviar la carga un poco, solo un poco...
se repite, pero alivia.

Si creéis que hay una parte en este tema
en el que rectifico y me vuelvo un buen tío
al que le preocupa la capa de ozono y
todas esas mierdas no caerá esa breva.
Porque ya he sido ese otro y no es lo mismo
no es real, no se que, no se cual, de que
la gente no cambia y tú no eres distinto
no aguanto mas no es posible que no exista el jing ni el yang,
aunque no todo sea blanco o negro
también tengo días grises
noches grises
meses grises
años grises
blancos grises
negros grises
grises grises.

Creo que voy a ir dejando sitio
porque esto se me hace un poco largo
“eso dijo ella” y otras muchas historias ajenas
que se usan para llenar huecos de una vida
tan vacía, triste y mísera que produce pesadillas.

Porque todos parten hacia un viaje
del que tú ya estas de vuelta
y te dejan, ni muerto ni solo
pero malherido
y con ganas de saltar de un puente al vacío,
cortarte las venas,
de una sobredosis
o pegarte un tiro.